¡Hora de BeReal! Esa es la señal que envía la plataforma a los usuarios y que supone el comienzo de una cuenta atrás de dos minutos, el tiempo que tienen para hacerse una foto y subirla. El objetivo: compartir, ya sea de manera pública o solo con tus amigos, tus momentos reales, sin filtros, sin edición, sin poder elegir escenario.

Actualmente, ocupa la primera posición de las apps gratuitas más populares en App Store y la quinta posición en Google Play y los últimos datos cifran en casi 8 millones las descargas en todo el mundo. Estos son los datos de una aplicación creada por Alexis Barreyat, un francés de 25 años que trabajaba como productos de vídeo para la compañía de cámaras fotográficas de alta definición, GoPro y era desarrollador independiente de iOs. Barreyat junto a Kevin Perreau lanzaron BeReal en 2020 y, aunque fue un éxito en Francia y más tarde en Bélgica hubo que esperar dos años para que se produjeran el 65% de las descargas que hasta el momento han alcanzado.

¿Cómo funciona?

A una hora aleatoria del día todos los usuarios de BeReal en la misma zona horaria reciben simultáneamente la notificación automática: “Hora de BeReal”. A partir de ese momento todos los registrados tienen dos minutos para hacer una foto y subirla.

Para sumar “realidad” a la foto la plataforma usa las cámaras delantera y trasera, de tal forma que junto a tu selfi aparece lo que estás haciendo, el lugar, el espacio, la compañía…

Dentro de las “reglas” del juego no está contemplado la edición de la fotografía, ni buscar alguna de tu galería y aunque sí puedes volver a hacer la foto dentro del tiempo establecido, o incluso a lo largo del día, tus seguidores sabrán si lo has hecho y el número de veces que lo has hecho. Además, solo puedes publicar una foto por día, persiguiendo otro objetivo: evitar el uso excesivo y la adicción a redes sociales que crece cada día.

Otro elemento diferenciador es que no existe la opción de dar “me gusta” a las fotos que tus amigos (o el resto de los usuarios, puesto que tú eliges el perfil público o privado) han subido a la vez que tú. En BeReal esa interacción se hace escribiendo un comentario o con una nueva autofoto de reacción.

Realidad vs postureo

¿Es entonces BeReal la app antipostureo? Algunos defienden que sí, que en dos minutos no te da tiempo a modificar tu estado y lo que te rodea, sobre todo porque no sabes cuando llega la notificación. Otros piensan que lejos de mostrar la realidad se enseña la mundanidad y eso puede resultar aburrido, poco glamuroso o incluso peligroso dependiendo del uso que se haga de las imágenes.

Lo que sí es seguro es que los usuarios que han llevado al límite el compromiso con estas reglas del juego ya han compartido imágenes de situaciones realmente comprometidas que pueden ser más o menos cómicas según se miren. Y tú, ¿te atreverías a ser tan real?